Home / Que necesita mi bebé / Los carritos de bebé: qué tener en cuenta para elegir el adecuado
Los carritos de bebé ¿qué tener en cuenta para elegir el adecuado?

Los carritos de bebé: qué tener en cuenta para elegir el adecuado

Los carritos de bebé… algo imprescindible cuando vas a tener un hijo y algo que te puede volver loca, sobre todo si eres una mamá primeriza.

Existen decenas de modelos y de marcas diferentes, así que independientemente de que vayas a tener un hijo o dos, cuando vayas a mirar carritos de bebé tendrás que fijarte en determinadas características ¿Quieres saber cuáles?

El presupuesto

Lo aconsejable es que te marques un presupuesto máximo ¿Cuánto te quieres gastar? Si tienes esto claro, cuando vayas a una tienda a preguntar puedes decírselo a la dependienta y asi ella solo te enseñará los que encajen en tu presupuesto. Es una forma de ir haciendo una criba.

¿Los accesorios del cochecito están incluidos?

Este aspecto va unido al anterior, al del presupuesto. Si tienes un presupuesto de 900 € y el carrito por el que te has decidido cuesta más o menos esa cantidad pero luego tienes que añadir la cesta portaobjetos, el plástico para la lluvia, la sombrilla y el bolso portaobjetos, obviamente tu presupuesto se disparará.

Cuando te enseñen un cochecito haz esta pregunta ¿Qué accesorios incluye y cuánto valen los que no están incluidos y necesito?

Accesorios-carrito de bebe

Y no solo tendrás que tener en cuenta esto, pregunta también si el huevito o grupo 0 está incluido, ya que hay modelos de cochecitos de bebe en los que lo tienes que comprar a parte.

Las dimensiones y el plegado

Tienes que tener en cuenta el espacio de tu maletero, de tu ascensor, incluso de la habitación o parte de la casa en la que lo vas a dejar “aparcado”.

Pueden plegar en forma de paraguas o en forma de libro. Normalmente ocupan menos los que pliegan en forma de paraguas, pero esto tienes que comprobarlo con tus propios ojos. En la tienda, pide que te lo plieguen y que te den las medidas del carro abierto y cerrado. ¿Te imaginas que compras un carro y luego no te cabe en el ascensor? ¿Qué haces entonces?

También tienes que tener en cuenta que algunas sillas de paseo para bebes pliegan en dos partes, el chasis por un lado y la estructura de la silla por otro. Esto, desde mi punto de vista, es un motivo para descartar el cochecito ya que ocupa más y cuesta mas plegarlo.

Carritos de bebé plegados

El peso

Este aspecto es bastante evidente, cuanto más ligero mejor. Al principio los bebés apenas pesan pero conformen crecen… Si tu carrito pesa 20 Kg y tu niño 10 Kg, estás empujando 30 Kg. Sin embargo si tu carrito pesa 10 Kg, entonces empujarás solo 20 Kg.

El peso también hay que tenerlo en cuenta si vas a tener que coger el cochecito para subir las escaleras de tu portal, para cuando lo tengas que meter y sacar del maletero…

La manejabilidad y el tipo de ruedas

Puede decirse que ambas características van unidas. Prueba el cochecito antes de comprarlo. Hombre, no hace falta que te lo lleves de ruta por la ciudad pero muévete un poco por la tienda. Fíjate en como giran las ruedas, en los amortiguadores, en si el manillar es regulable en altura, en si te resulta cómodo hacer el gesto de subir un bordillo…

Los frenos

Tienen que ser fáciles de activar y desactivar. También tendrás que probarlos y comprobar que las ruedas se bloquean por completo.

La capacidad de la cesta portaobjetos

Aunque en un primer momento esto te parezca una tontería, poco a poco te iras dando cuenta de que no. Si vas tu sola con tu bebé necesitas las dos manos para empujar el cochecito, entonces ¿Dónde llevas la compra? Bueno, la compra o lo que sea… La cesta debe ser amplia. Hay algunas que están tan pegadas al chasis que apenas dejan espacio para que tú puedas meter la mano y dejar o coger algo, esto tenlo en cuenta también.

Que se “transforme” fácilmente

¿Qué quiero decir con esto? Que resulte sencillo quitar el capazo del chasis, por ejemplo, o que si la silla es reversible, es decir, si se puede poner mirando hacia la mamá y mirando hacia la calle, que sea fácil de cambiar o que resulte sencillo enganchar el huevito o grupo 0. Busca la sencillez y la practicidad en todo, luego lo agradecerás.

Una vez que tengas claro todo esto plantéate de qué color lo quieres, asegúrate de que el capazo y el grupo 0 están homologados para colocarlos en el coche, infórmate de hasta qué edad o peso pueden ir en el capazo y en el grupo 0 (aunque digan lo que te digan esto lo comprobarás por ti misma cuando veas que tu bebé ya no cabe) y a partir de qué edad pueden pasar a la silla. Si es muy rígida podrán pasar antes que si es más blandita ya que la espalda de los bebés es delicada.

¡¡¡Espero vuestros comentarios y vuestros consejos!!!

Sobre María

Me llamo Maria y soy mamá como tú. Me gusta escribir acerca de la maternidad y de lo que necesitan nuestros hijos. Si eres mamá primeriza tendrás muchas dudas, atenta a todos los consejos que quiero compartir contigo.

3 comentarios

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*