Home / Historietas / Mamá primeriza: tus primeras 24 horas en casa
La mama primeriza y sus primeras horas en casa

Mamá primeriza: tus primeras 24 horas en casa

Si eres una mamá primeriza, seguro que a lo largo del embarazo te has preguntado cómo serán tus primeras 24 horas en casa.

Llegarás del hospital cansada, un poco dolorida pero con mucha ilusión. Los días en el hospital a veces son duros. Todo depende de las visitas que tengas, de cómo te encuentres tú físicamente, de cómo se porte tu pequeño, de si en tu habitación estás tú sola o si por el contrario la compartes con otra mamá (y con su familia)…

Normalmente se tienen muchas ganas de llegar a casa. En mi caso, cuando tuve a mi primer hijo, no tenía demasiadas ganas de salir del hospital. Esto suena un poco raro, pero es que mi habitación era individual, las visitas no me molestaban para nada, yo solo me tenía que preocupar de asearme y de cuidar de mi hijo, me hacían la comida y estaba totalmente atendida si tenía alguna molestia o si tenía dudas acerca del niño. Vamos que estaba como una reina. Yo me lo tomé así; hay mamás que lo de estar en el hospital no les hace ninguna gracia. Esto depende de muchos factores.

Por el contrario, cuando tuve a mi segunda hija, solo quería irme a casa, de hecho pedí el alta un día antes de lo que me la iban a dar. No porque estuviese mal atendida en el hospital, sino porque echaba de menos a mi hijo mayor y quería que por fin conociese a su hermanita.

Bueno, volviendo al tema, el día de salir del hospital con tu bebé ha llegado ya. ¿Estás preparada? ¿Quién te lleva a casa? ¿Quieres que esté tu madre las primeras horas? ¿Es tu suegra la que se empeña en acompañaros en esos momentos?

Bebé dormido

Tu pareja será la encargada de instalar en el coche el huevito o el capazo para poder llevar a tu bebé a su casita. Lo mejor es que os vayáis los dos solos con vuestro hijo. Al menos ese día, esas primeras 24 horas, pasadlas los tres juntos sin madres, padres, suegras, hermanos…

Teneis que estar tranquilos y esa tranquilidad debe percibirla vuestro bebé. Tiene que acostumbrase a su nuevo espacio, a su cuna o minicuna, a su habitación.

Lo ideal es que pospongas las visitas para unos días más adelante. Es fundamental que tu te vayas recuperando poco a poco. Si te han hecho episiotomía o cesarea, los puntos te resultarán molestos y no podrás moverte como a ti te gustaría.

Antes de ponerte de parto, si todo ha sido según la fecha prevista, seguro que ya habías dejado todo preparado: los pañales en su sitio, las toallitas, la cuna preparada… vamos, todo lo que tu bebé va a necesitar al principio. Asi que ya lo tienes todo organizado.

Si tu bebé se ha adelantado y os ha pillado por sorpresa, tú no te estreses, pídele a alguien que se encargue de que todo esté listo para cuando tú salgas del hospital.

Resumiendo, las primeras 24 horas en casa deben ser tranquilas, el bebé se tiene que hacer a ella y tú te tienes que hacer a la nueva rutina.

  • Busca un sitio acogedor y cómodo para darle el pecho o el biberón.
  • Ten a mano todo lo necesario para esos primeros momentos.
  • Descansa todo lo que puedas.
  • NO te pongas a hacer las tareas de la casa. Pide ayuda y si la casa está sin limpiar unos días no pasa nada de nada. Ahora lo más importante es que tú te recuperes lo antes posible.
  • Sobre todo dosifica las visitas: en el hospital venían a veros, estaban un rato y se marchaban. Cuando van a verte a tu casa, tienes que sacar algo de picar y la visita puede alargarse horas… Por eso digo que tienes que dosificarlas, sobre todo no dejes que te agobie este “pequeño detalle”.

¡¡¡Mucha suerte en tu primer día!!! Comparte tu experiencia que seguro que ayudas a otras mamás primerizas.

Sobre María

Me llamo Maria y soy mamá como tú. Me gusta escribir acerca de la maternidad y de lo que necesitan nuestros hijos. Si eres mamá primeriza tendrás muchas dudas, atenta a todos los consejos que quiero compartir contigo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*