Home / El juego / Juegos para bebés de uno y dos meses (Parte 2)
Juguetes para bebe

Juegos para bebés de uno y dos meses (Parte 2)

En un artículo que publiqué hace unos días vimos varios juegos a los que podrías jugar con tu bebé de uno o dos meses. Obviamente son juegos muy sencillitos adaptados a su corta edad, pero muy importantes para su desarrollo y evolución.

No podemos tener a nuestro bebé tumbadito en la cuna todo el día porque pensemos que es demasiado pequeño para hacer cualquier cosa. Desde que nacen, los niños ponen inmediatamente sus cinco sentidos (unos más desarrollados que otros) a funcionar. Es entonces cuando empiezan a interactuar, a su manera, con el mundo que les rodea.

En esta ocasión os voy a dejar otros 6 juegos para bebés

El balancín

Lleva a tu bebé a tu cama, túmbalo y sitúate de rodillas a su lado con mucho cuidado. Después pon una de tus manos en su nuca y la otra en su culete. Levántalo despacio y empieza a balancearlo mientras lo acercas y separas de tu cuerpo. Verás como le gusta. Si lo ves un poco nervioso dale un abrazo para que sienta que estás ahí, que no se va a caer.

El espejo

Los niños aprenden imitando a los mayores y ya empiezan desde bien pequeños. Sitúa a tu bebé frente a ti y llama su atención con tu voz. Una vez que te mire empieza a sacarle la lengua, a abrir la boca, a poner “cara de pez”, a cerrar los ojos con fuerza… en definitiva realiza gestos exagerados.

Tu niño intentará imitarte, es muy gracioso ver las caras que pone al intentarlo y si al final lo consigue te sentirás muy orgullosa, ya verás

La bicicleta

Durante los primeros días de vida de tu bebé no se moverá demasiado pero conforme va creciendo sus bracitos y sus piernas comenzarán a moverse como si le dieran espasmos (movimientos cortos y secos). Cuando veas que comienza a moverse así, puedes jugar con él a la bicicleta y ¿cómo?

Acuéstalo boca arriba en el cambiador, en tu cama, en su mantita de juegos… y cógele de los tobillos para empezar a mover sus piernas como si estuviese montando en bicicleta. Puedes mover también sus brazos y realizar movimientos diferentes. Acompaña esta actividad de música marchosa y verás como se divierte.

¡Al agua patos!

La hora del baño va a ser durante toda su infancia un momento ideal para el juego. Cuando bañes a tu bebé chiquitín juega con sus manos y con sus pies, acaríciale, échale agua con la mano por su cuerpecito, háblale, cántale…

Es la hora del masaje

Después del baño lo ideal es dar la crema hidratante y no hay mejor momento que ese para darle un pequeño masaje. El bebé nace con el sentido del tacto completamente desarrollado; le encanta que le toquen y si encima se lo hace su mamá mejor que mejor. Le dejará completamente relajado y estimulará su sentido del tacto.

Coge un poco de crema o de aceite (lo que uses habitualmente para hidratarle) y frótala en tus manos para que se caliente un poco. Después empieza a acariciar suavemente sus piececitos, sube por sus piernas, su espalda, sus brazos…

Tu primer teléfono

El oído del bebé está desarrollado al nacer y le encanta escucharte tanto a ti como todo lo que le rodea. Cuando esté acostadito en el cambiador o en el sofá, por ejemplo, coge un rollo de papel de cocina (gastado, claro, coge solo el tubo de cartón). Acércalo a uno de sus oídos y salúdale. Luego pásalo a otro oído y dile su nombre.

De esta forma descubrirá que puede oír con cada oído de manera independiente… observa su cara y verás cómo le gusta. Sobre todo háblale en voz baja para no asustarle.

Es alucinante ver como cada día van progresando.  Dedica todos los días un ratito al juego y tu bebé te lo agradecerá. ¿Cuál es el juego favorito de tu pequeño? Compártelo con todas nosotras!!!

Sobre María

Me llamo Maria y soy mamá como tú. Me gusta escribir acerca de la maternidad y de lo que necesitan nuestros hijos. Si eres mamá primeriza tendrás muchas dudas, atenta a todos los consejos que quiero compartir contigo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*