Home / La salud / Consejos para quitar el pañal a tu hijo
Consejos para quitar el pañal a tu hijo

Consejos para quitar el pañal a tu hijo

Seguimos con el segundo artículo de la serie Operación “Quitar pañal” Esta vez quiero darte algunos consejos para quitar el pañal a tu hijo. Antes de tomar esta decisión recuerda que debes asegurarte de que tu hijo esté preparado para que le quites el pañal.

Consejos para quitar el pañal a tu hijo

Los primeros días son catastróficos, así que quítale el pañal aprovechando el fin de semana, un puente largo o tus vacaciones. No se lo quites un lunes antes de ir a la guardería.

Familiarízalo con el tema unas semanas antes de comenzar el proceso: puedes dejar a la vista de tu hijo el orinal o el adaptador para el retrete y explicarle lo qué es y para qué se utiliza. También puedes leerle cuentos o inventarte historias sobre niños que dejan el pañal o jugar con él poniendo a sus muñecos a hacer pis.

Asegúrate de que quiere quitarse el pañal, si se empeña en que no será que no… no le obligues. Puedes preguntarle ¿quieres que empecemos a utilizar el orinal como los niños grandes? ¿Quieres ir sin pañal como tu hermano?

Si tienes un niño invítale a “hacer sus cositas” sentado, le resultará más cómodo y además a la vez que hace pis puede hacer también caca.

Normalmente todas las madres decimos “No me deja ni a sol ni a sombra… es que me acompaña hasta al baño!!!”. Que gran verdad, son como lapas; cuando son pequeños parece que están unidos a nosotras con una cuerda invisible y van detrás todo el rato. Bueno, pues cuando le quites el pañal a tu hijo aprovecha estas situaciones; a los niños les encanta imitar comportamientos de los adultos, así que si te ven sentarte en el retrete puede que se animen ellos también a hacerlo.

Compra varios calzoncillos o braguitas de repuesto, los necesitarás los primeros días…

Al principio no esperes a que te pida ir al baño, ves poniéndolo tu cada hora y conforme pase el tiempo amplía esos periodos hasta que adquiera el hábito. Algunos niños tardan un tiempo en pedirlo, a veces están tan concentrados jugando que se les olvida y aguantan hasta que se les escapa. Intenta explicarle que no debe aguantarse, que en cuanto note que tiene ganas tiene que ir al baño.

Ser constante. Hay personas que recomiendan que si habéis tomado la decisión de quitar el pañal a vuestro hijo, esta decisión es irrevocable, es decir, que no hay marcha atrás. Aunque se haga pis encima no se le puede volver a poner. Yo creo que los primeros días hay que ser fuerte y no sucumbir a la tentación de volvérselo a poner. Eso si, en la siesta y por la noche, al principio con pañal. Recuerdo que a mi hija pequeña se lo puse una vez en el coche porque íbamos a hacer un viaje de dos horas y la verdad es que no me fiaba mucho, jeje. Cuando se lo puse le expliqué que íbamos a ir en coche mucho rato, y que se lo ponía por si se dormía por el camino. A mitad de viaje la pobre empezó “me hago pis”, “me hago pis”, “me hago pis” y yo le decía “no pasa nada que llevas pañal”. Ella empezó a llorar porque no se aguantaba más y no quería hacérselo encima a pesar de llevar pañal. Tuvimos que parar para que hiciera pis y por supuesto le quité el pañal. Ya no se lo volví a aponer para hacer viajes. Otra cosa es que tu hijo lleve ya varias semanas y no haya forma de que pida ni pis ni caca. En ese caso, yo lo consultaría con algún especialista y no descartaría la opción de volvérselo a poner e intentarlo de nuevo al cabo de un tiempo (a lo mejor el niño no estaba lo suficientemente maduro).

Un consejo vital es no perder la paciencia, muy complicado en ocasiones, pero respira profundo, muy profundo y adelante!

Premia o alaba sus logros pero no castigues sus retrocesos. Este consejo va ligado al anterior. No conseguirás nada gritándole o diciéndole que es un cochino por hacerse pis encima. Cuando lo haga bien, díselo, haz que se sienta orgulloso sin teatralizar demasiado… Los refuerzos positivos facilitan la adquisición de esta habilidad, sin embargo los negativos la dificultan.

Vístele con ropa cómoda, no le pongas pantalones con tirantes, ropa difícil de desabrochar, leotardos demasiado ajustados…

Espero que estos consejos para quitar el pañal a vuestro hijo os sirvan de ayuda, hasta la próxima!

Sobre María

Me llamo Maria y soy mamá como tú. Me gusta escribir acerca de la maternidad y de lo que necesitan nuestros hijos. Si eres mamá primeriza tendrás muchas dudas, atenta a todos los consejos que quiero compartir contigo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*