Home / Que necesita mi bebé / Carritos de bebé: capazo + grupo 0 + silla
Carritos de bebe de tres piezas

Carritos de bebé: capazo + grupo 0 + silla

Cuando vas a comprar el primer cochecito de tu bebé no sabes muy bien por dónde empezar. Lo ideal es que el que tú compres tenga, además del chasis, claro, las tres piezas imprescindibles: el capazo, el huevito o grupo 0 y la silla. Las tres piezas de los carritos de bebé se tienen que poder enganchar al chasis, es decir, a las patas con las ruedas.

El capazo

El capazo se utiliza desde que el bebé nace hasta los cuatro meses aproximadamente. Hay bebés que son grandotes y que a los tres meses ya no caben y bebés mas chiquitines que pueden aguantar hasta los cinco o seis meses.

En el capazo van en posición totalmente horizontal, lo cual les viene de cine para su espaldita. Si tu bebé nace en otoño o invierno el capazo le protegerá del frío, irá muy calentito y arropado. Si por el contrario nace en primavera o verano, no pienses que el capazo va a darle más calor. Ponle sabanas de algodón y llévalo destapado en sus paseos si hace falta.

Los recién nacidos prefieren espacios recogiditos, se sienten más a gusto que en espacios abiertos. Por eso en el capazo se encuentran tan bien.

La mayoría de los capazos están homologados para el coche. Lo aconsejable es que así sea, infórmate bien en el lugar donde lo compres o consúltalo en Internet.

Si el tuyo no está homologado en el coche tendrás que poner el huevito o grupo 0 y el capazo con el chasis al maletero.

El huevito o grupo 0

Es un accesorio muy útil en los primeros meses. Tiene dos posibles usos:

  • Enganchado al chasis sirve para pasear al bebé.
  • Enganchado en el coche sirve para transportar al bebé.

Lo más cómodo es dejarlo fijo en el coche, para que no tengas que estar montándolo y desmontándolo y llevar a tu bebé en el capazo hasta que pase a la silla de paseo.

Además la posición que adopta en el huevito no es muy recomendable para largos periodos de tiempo. Si te vas de paseo o de compras con tu bebé es mejor que vaya en posición horizontal a que vaya encogido.

La silla de paseo

Tu hijo pasará a la silla de paseo alrededor de los cinco meses, cuando su espalda esté más fuerte y sea capaz de sujetar su cabecita por sí sólo.

En la silla ya pueden ir incorporados y observar todo lo que les rodea. Con cinco meses son mucho más curiosos que con dos o tres, así que irán encantados mirándolo todo.

De todas formas, cuando vayas al pediatra, él verá tu silla y cómo conocerá a tu bebé, podrá decirte en qué momento podrá pasear en ella.

Foto BABYBUU ELEANOR: http://www.cochecitos-bebe.com/

Sobre María

Me llamo Maria y soy mamá como tú. Me gusta escribir acerca de la maternidad y de lo que necesitan nuestros hijos. Si eres mamá primeriza tendrás muchas dudas, atenta a todos los consejos que quiero compartir contigo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*